Consejos para ser respetado en el trabajo

El clima organizacional de una empresa dice mucho de la compañía. Ese factor puede influir directamente en el comportamiento que algunos empleados adopten con relación a otros compañeros. Es decir, el respeto puede perderse en un ambiente tétrico y agobiante.

Hay maneras de ganarse ese respeto. En el siguiente artículo, te mostraremos cómo. Sigue leyendo y entérate. Es más fácil de lo que piensas y como todo: es cuestión de actitud.

Sé alguien respetable con los siguientes tips

1. Sé honesto. Esto es fundamental para lograr el objetivo. Para mal común, el fraude y los escándalos son muy comunes en los negocios actuales. Tu credibilidad está unida con tu habilidad de ser honesto, sin importar la situación. Aunque estés tentado a mentir o falsificar intencionalmente algo en tu empresa, el costo a largo plazo sobrepasará cualquier beneficio a corto plazo.

2. Cumple lo que prometes. Debes tener algo presente cada día del trabajo: tu reputación profesional se daña cuando no cumples lo que prometes. Es básico. Cada vez que haces un compromiso, tienes la oportunidad de subir o bajar tu cociente de credibilidad. Tu palabra es todo lo que tienes. Es importante ser directo y hacerle saber a todos los involucrados lo que deben esperar antes de empezar el proyecto.

3. Sé puntual. Algo que muchos ignoran y es importantísimo, casi tanto como la presencia. Recuerda que los clientes te evaluarán para saber si pueden confiar en ti. La mayoría de la gente elegirá trabajar con alguien que entregue los proyectos a tiempo y dentro del presupuesto en lugar de con otro individuo que sea talentoso pero poco confiable. Maneja tu tiempo con cuidado para asegurarte de que nunca te pierdas una junta.

trabajo

4. No digas groserías. Esto sería un error grave. Debes elegir tus palabras con cuidado. Lo que digas y cómo lo digas puede realmente impactar la forma en la que te perciben los demás. Usar ese tipo de lenguaje en público puede mandar el mensaje de que eres inmaduro, impaciente y que no tienes autocontrol.

Con información de entrepreneur.com


Síguenos en Facebook