El mejor videojuego de la década

The Legend of Zelda: Breath of the Wild es ya una realidad, y mientras algunos se preocupan por su imagen, otros por su cuna, otros por si hay que meter los Joy Con hacia arriba o hacia abajo y otros por insultar todo aquello a lo que el dinero no les permite acceder, yo he preferido meterme en casa aprovechando las nieves y el frío y sacar mi propia y personal conclusión: The Legend of Zelda: Breath of the Wild es lo mejor que le ha pasado al mundo del videojuego en los últimos diez años.

SI WiiU TheLegendOfZeldaBreathOfTheWild (1)

El otro día Víctor, antes de dejarnos volar solos y emprender su propio camino, nos dejaba un estupendo análisis en el que trataba el tema esbozando muchas de las incontables genialidades del nuevo Zelda. Dos días después, Kysu hablaba de las notas en los videojuegos, y el sentir general en comentarios era que, bueno, cada uno tiene sus gustos y un diez o un no diez es algo personal y como tal hay que tomarlo. En este caso, debo decir, que los que opináis de tal forma os equivocáis.

Y sí, es mi opinión personal, claro, pero sigue siendo un diez indiscutible, no tanto por el diez que es como juego como por el diez que supone su forma de juego a imitar. Es de cajón que todas las valoraciones y notas de los análisis son, en mayor o menor medida, personales. Sin embargo, como os digo, esto no es aplicable al 100% al caso de The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

zelda wii u-3441758 (1)

¿Por qué? Porque la última entrega de las aventuras de Link es un diez en sí misma, un paso adelante que nadie había dado en mucho tiempo y una forma de redefinir el concepto del videojuego que sienta un nuevo precedente y un nuevo ‘día uno’ de lo que debería ser una nueva edad de oro para los videojugadores. Por decirlo de otro modo, la importancia de este nuevo Zelda trasciende su individualidad como juego y entra de lleno en el campo del ‘título a imitar’.

thumb-1920-712175

De hecho, deja en nuestras manos la implicación emocional tanto del héroe en la ficción como del jugador en el mundo real, anclándola a esos diseminados recuerdos que están repartidos por el mundo. Esa dinámica sí es un cambio, no así el mundo en el que se desarrolla. Un mundo que es la culminación del trabajo anteriormente citado. Aunque a primera vista no lo parezca, pues, este Zelda es mucho más Zelda de lo que podríamos creer. Por eso innova pero no desentona. Porque no ha sido tanta la ruptura: ha sido el siguiente paso de una evolución.

Con información de Mundo Games

Te puede interesar:LA EXITOSA UNIÓN DE NETFLIX Y MARVEL

De la Galeria de i24 videos


Síguenos en Facebook