‘Baby Doe’: Su padrastro enfrentará pena máxima por haberla sofocado hasta la muerte

Creían que estaba poseída. Solo tenía 2 años. Finalmente, a inicios de semana, el asesino de la pequeña Bella Bond resultó condenado por un tribunal de Massachusetts, enfrentando una pena automática: cadena perpetua.

La pequeña, también llamada Baby Doe, fue víctima de Michael McCarthy, quien la sofocó hasta la muerte. Algo más alarmante es que la madre de la menor, Rachelle Bond, le ayudó a poner su cuerpo en una bolsa de basura que luego arrojaron a las aguas cercanas de la Isla Deer. Se declaró culpable de cómplice de asesinato.

Foto: MIST

También te puede interesar: “Asesino de Charleston” pretende defenderse a sí mismo para evitar la pena capital

Fue encontrada el pasado 25 de junio, usando leggins de puntos y envuelta en una manta de cebra, en la zona este de la costa, muy cercano al Aeropuerto Internacional Logan de Boston.

Para reconocer a la familia de la menor, las autoridades optaron por hacer públicas imágenes de la manta y de los leggins, siendo luego reconocidas por, Michael Sprinsky, viejo amigo de Michael, quien no dudó en acudir a denunciarle ante la policía.

Foto: CTH

Cuando el informante le preguntó a la pareja para saber del paradero de la niña, solo respondieron que había quedado bajo cuidado de servicios sociales. Fue más que suficiente como primera versión pues Sprinsky sabía de los problemas de drogadicción de Rachelle.

También te puede interesar: Uruguay: Entrenador asesinó a su alumno de 10 años para luego suicidarse

Tiempo después, la mujer le confesó que ya había dejado atrás el vicio, por lo que este le dio ánimo en asegurarle que así recuperaría a su pequeña. Entre lágrimas, Rachelle respondió: “Nunca volveré a ver a mi hija“. Ella finalmente le confesaría lo ocurrido, siendo desmentida por McCarthy quien la llamó “prostituta drogadicta”.

Dada la imagen policial en los medios, Sprinsky volvió a confrontar a su amigo, siendo negada nuevamente su implicación. Decidió dejar el asunto en mano de las autoridades.

Foto: DN

Un allanamiento a la casa Bond encontró libros sobre exorcismo y demonios. Según Sprinsky, este tenía la habilidad de exorcizar a las personas. Y a su parecer a una niña inquieta.

La noche en que murió, Bella no podía dormir. Se negaba a ir a su cama. Fue así como McCarthy le propuso que se la dejase para calmarla. Cuando Rachelle regresó a la habitación encontró a su novio sobre la pequeña de dos años. Yacía con la cara gris y su cabeza hinchada. Al verla, McCarthy solo le dijo: “De todas formas era un demonio. Ya era tiempo que muriera“.

Con información de CNN en Español

Danielle una horrible historia de negligencia infantil


Síguenos en Facebook