¿Qué es la Bóveda del Fin del Mundo?

El pasado marzo era abierta la segunda ‘Bóveda del Fin del Mundo en una remota isla del Océano Ártico, cercano a Noruega. En ella se han destinados datos recopilados del mundo que conocemos hasta la fecha. Por supuesto de manera digital.

La empresa de tecnología, Pigl, ideó el nuevo proyecto para poder tener un almacenaje de toda la información mundial, siendo a manera de una biblioteca que pueda funcionar tanto para los gobiernos como para demás instituciones científicas. Según el creativo, los datos podrán sobrevivir hasta 1.000 años.

Foto: CL

También te puede interesar: Las diferentes maneras del fin del mundo según las religiones

Sin embargo, en sus siglas traducidas, el Archivo Ártico Mundial, tendrá un particular medio de almacenaje: películas fotosensibles. Los rollos de película con capaces de almacenar soporte digital, mismo que resulta vulnerables a cierto tipo de ataques. Según Rune Bjekestrand, la data estará guardada como si fuese “grabada en la piedra”.

No existen límites. La información almacenada va desde literatura clásica a observaciones climatológicas. Algunos institutos se han entusiasmado y han hecho los respectivos envíos. Algunos son de Brasil y otros de México. En ellos cuentan parte de documentos históricos.

Foto: DBT

También te puede interesar: Baba Vanga y sus escalofriantes profecías del fin del mundo

Como hecho particular la nueva ‘Bóveda del Fin del Mundo, yace en el mismo lugar que su predecesora, la ‘Bóveda de las Semillas de Svalbard’, misma que está debajo de una montaña, en una isla del mismo archipiélago noruego. Su objetivo es claro: conservar la biodiversidad agrícola del mundo. Las semillas en su interior están congeladas, protegiéndolas de toda clase de desastre naturales y demás fenómenos.

Con información de RT Actualidad

El apocalipsis según Apple


Síguenos en Facebook