Frankestein, de Mary Sheller

George Gordon Byron, conocido como Lord Byron y John Polidori, su médico personal, se instalaron durante una temporada en Ginebra, Suiza. El 17 de junio de 1816 celebraron una reunión junto a Percy Bysshe Shelley, su esposa, Mary Wollstonecraft Shelley, la hermanastra de esta, la condesa Potocka y Matthew Lewis. Tras celebrar una apasionante velada de lectura de relatos alemanes de fantasmas, Lord Byron desafió a modo de apuesta al pequeño grupo a crear la historia más terrorífica que se les ocurriese.

the-house-of-frankenstein

TE PUEDE INTERESAR: Sobre el Mago de la Guerra

Es reseñable que Mary Shelley sólo contaba dieciocho años cuando escribió la novela que, según se dice, tuvo su germen en una pesadilla basada en las conversaciones que mantenían Polidori y Percy Shelley respecto de los estudios de Luigi Galvani y de Erasmus Darwin sobre el poder la energía eléctrica para traer de nuevo a la vida a los muertos.

Ubicada en la Europa del siglo XVIII y en plena efervescencia científica, el capitán de un barco ballenero escribe a su hermana Margaret su encuentro con el joven estudiante de filosofía natural Víctor Frankenstein. Dicho hombre ha descubierto el secreto para dar vida a la materia muerta y ha creado un ser vivo y, sin medir las consciencias de sus actos, ha empleado para ello partes de otros seres humanos muertos.

Boris Karloff-La novia de Frankenstein LNCIMA20160415 0128 5

El resultado es monstruoso y, a partir de aquí, se inicia una confrontación llevada hasta su extremo. Un constante cuestionamiento filosófico y moral del hombre contra su creador y viceversa que conduce la historia hasta su trágico final. Además de una obra maestra de la literatura, se trata de una fantástica novela que muestra los peligros de jugar a ser Dios con aquello que no se conoce y no se es capaz de puede controlar.

Con información de Literatos

Los libros más vendidos de la historia

Video cortesía de Youtube


Síguenos en Facebook