Solo en Holanda: Así puedes vacacionar encima de un bunkér nazi

Aunque no es uno, es un conjunto de sistemas subterráneos construidos por esclavos judíos durante el Tercer Reich Nazi que invadió a Holanda, y que, pasadas las décadas, ha dejado un melancólico vestigio de tan cruenta historia.

También te puede interesar: Condecoran a un roble polaco por salvar a una familia judía de los nazis

Ubicada en la ciudad de La Haya, esta playa de Holanda cuenta entre sus características con estar bajo de sus costas con un gigantesco conjunto de búnkeres del nacionalismo alemán, conocidos como “El collar de perlas”.

El Atlantikwall diseñado por Hitler era un “collar de perlas” que unía Noruega con Francia por toda la costa atlántica (Solveig Grothe)

Foto: Spiegel

Con el paso de los años se ha descubierto poco a poco los enormes túneles, gracias al desplazamiento de la arena.

Foto: Spiegel

Actualmente se han contabilizado 500 fragmentos de la compleja estructura, la cual, en lugar de ser cerrada, está abierta al pública para crear conciencia sobre tan terrible capítulo de la historia holandesa.

Scheveningen era un pequeño pueblo holandés con 135 mil habitantes que fueron expulsados para crear una zona de restricción (Solveig Grothe)

Foto: Spiegel

También te puede interesar: Estos abuelitos fueron en su juventud… Soldados nazis

Los laberínticos pasillos que unen búnkeres a lo largo del Mar del Norte de Holanda (Solveig Grothe)

Foto: Spiegel

Mientras que se estima que unos 20.000 holandeses se unieron de manera voluntaria a las filas de la SS, otras decenas de miles fueron forzados a trabajar en la construcción de edificaciones subterráneas para evitar la invasión de los aliados.

El búnker descubierto y en proceso de restauración estaba ocupado por 3.300 soldados al comando de las SS (Solveig Grothe)

Foto: Spiegel

Con información de BBC Mundo

¿Qué tanto sabe sobre el gran misterio que encierra la historia de los “Monos de Hitler”?


Síguenos en Facebook