Durant – Curry: la fórmula del desastre para LeBron James

Los Golden State Warrios están a punto de ganar las Finales de la NBA 2017 gracias a una fantástica fórmula de defensa y ataque ofrecida por Kevin Durant y Stephen Curry. Tan fantástica ha sido que para el lado contrario liderado por LeBron James ha resultado en su peor pesadilla.

Para una muestra, el último minuto del tercer juego. El Rey no tuvo más que hacer estallar el balón contra la cancha en un gesto de exasperación luego de perder la oportunidad de encestar una anotación por pisar la raya lateral.

También te puede interesar: El vestuario de los Cavaliers olía a marihuana en un juego de la final 2017

Foto: CN

Un error de principiante, pero cuando se tiene a un par como Curry o Durant por detrás, hasta el más grande puede pecar. “Cuando juegas bien y lo das todo, y al final ves cómo se te va el triunfo, eso desinfla. Pero hay que levantarse y luchar“, fue todo lo que le restó por decir finalizado el encuentro con 118 a 113 en contra.

Mientras, los Golden State Warrios disfrutan de un plato que se sirve frio luego de que el año pasado, en la misma final que ambos disputaron, James fue el némesis de la plantilla entera.

Foto: CN

También te puede interesar: Golden State Warriors a un paso de la victoria

Es que tanto Durant como Curry, y los propios Golden State han hecho una temporada histórica. Además de tener la posibilidad de reconquistar el campeonato de la NBA, lo harían con un récord perfecto de 16 victorias contra 0 derrotas, hazaña nunca lograda ni en la NBA, ni en ningún otro juego de las principales ligas profesionales en toda Norteamérica.

Por su parte, la dupla ha llegado a ser comparada con otros míticos dúos como Magic Johnson – Karem Abdul Jabbar, Shaquille O´Neal – Kobe Bryant, y Michael Jordan – Scottie Pippen.

Foto: B4U

Su entrenador muy bien lo sabe. Steve Kerr aseguraba que si bien al inicio hubo enfrentamiento de egos, después comprendieron el verdadero valor de ser un equipo.

“Tomó algún tiempo, pero sus talentos se complementan entre sí de manera natural: son dos jugadores muy desinteresados, relativamente tranquilos, que no juegan sólo para llamar la atención, pero viven bien con ello”.

Con información de Ovación

Curiosidades increíbles de la NBA


Síguenos en Facebook