4 motivos para que aceptes ser el amante en una relación

Ser la / el amante, la que tiene momentos de pasión fortuita. Dicen que lo prohibido atrae mucho más, entonces, se vale aceptar ser la otra o el otro en una relación. ¿No?

Dado que mucho se comenta sobre el valor de una relación basada en respeto, confianza y comunicación, dejándolo quizás de tanto hablarlo… Desvalorizado.

amante
Foto: ABC

Entonces, veamos los 4 motivos REALES para que de una vez decidas si quieres o no ser la tercera (o) en discordia interponiéndote en una pareja.

Pura pasión…

Mucho deseo, encuentros rápidos, escapadas románticas. La adrenalina a mil por hora. Sí, todo un placer. Pero, ¿qué hay del amor?

Toda persona que sienta auto – respeto por sí sabe muy bien que vivir la vida tiene sentido gracias al amor.

Puede que él / ella esté ahí para desbocar momentos llenos de pasión, pero, cuando estos terminan, cada quien a su lugar. Ella / él con su pareja, y tú… ¿a dónde vas?

amante 2
Foto: Reitingi

Amante sin rodeos

Y sin recuerdos sanos. El ser la otra o el otro en una relación son tiempos robados de su espacio. Cortos. ¿Quieres ver una película con esa persona? No puedes.

Entre el trabajo, los quehaceres, y su pareja son pocos los instantes y recuerdos saludables que podrán tener.

amante
Foto: Tumblr

¿Para qué el auto respeto?

Un valor fundamental para todo ser humano. Si tú no te quieres, si no te respetas, ¿cómo esperas que lo haga alguien más?

Tu tiempo, tu vida, tu capacidad de amar tiene tanta importancia como la de cualquier otro, esté o no en una relación. Dale una oportunidad para que el respeto entre en tu vida.

Te puede interesar: Estudio revela que quien fue infiel tiene el triple de posibilidades volverlo a hacer

Viven solo el presente

Solo el presente, nada de futuro. Un amante en nada entra en el futuro de alguien con pareja. Así que planea tu futuro aparte de esa otra persona.

infidelidad-medium
Foto: CulturaColectiva

Te puede interesar: ¿Por qué los infieles no duermen con sus amantes?

Recuerda que también, si añoras con que eso cambie, ¿quién te niega a ti que lo que ha hecho con ese otro (a) no lo va a repetir?

Con información de EnPareja


Síguenos en Facebook