Lo único que necesita toda mujer para salir de una relación violenta antes de que sea muy tarde

Mujer y violencia. Dos palabras que se niegan a separarse. Año con año, el índice fatal de mujeres maltratadas y asesinadas acrecienta pese a la inalcanzable lucha de concientizar por un mundo basado en el respeto, la confianza, y el verdadero amor.

Una muestra ha sido las cifras reveladas por la Organización de Naciones Unidas a comienzos de año.

“1 de cada 3 mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual en algún momento d su vida…” 1 de cada 3…

mujer maltratada
Foto: Magazine

Tan solo en América Latina durante los primeros días de 2017, las cifras se duplicaron en naciones como Ecuador, Paraguay, Argentina y México. ¿Por qué? Culpamos a la persona violenta, pero, ¿qué sucede en la mente de la víctima?

Es reconocido que la violencia contra la mujer se explica a manera de un círculo vicioso entre ambas partes.

Es así como hemos querido consultar con la psicóloga, Karem García, a fin de entender los pensamientos de una mujer maltratada, el por qué lo permite, y el deber hacer para no acabar siendo una cifra más.

En primer lugar es justo identificar a un hombre violento.

mujer maltratada
Foto: Lifeder

“La palabra “violencia” deriva de la raíz “vis”- adjetivo utilizado para describir “furia, fuerza, daño, imposición”, por ende, la violencia  es cualquier acto de imposición que ocasiona daño… Son expresiones de violencia ya que tienen la intensión de forzar e imponer voluntad a pesar de herir al otro”.

De ahí que la violencia física es solo una forma de maltrato hacia la mujer.

Control de relaciones sociales o familiares, coerción, insultos, crítica negativa, también califican como una forma de daño ejercida por alguien violento.

Dado el precedente de control o ser forzada a hacer algo contra su voluntad, una mujer víctima empieza a cambiar su rutina a fin de no molestar al otro. Pero, la violencia es crónica.

Con el tiempo solo empeora, al punto, según la especialista de tener “la sensación de caminar de puntillas para evitar confrontación”.

“Sentirse herido, maltratado, es el mejor indicador de ocurrencia de un acto violento, ya sea porque la pareja gritó o porque te revisó la cartera y el teléfono”.

Esto desde el punto de vista psicológico, porque los síntomas físicos también toman lugar en una relación de violencia de género.

“Ansiedad, depresión, uso de alcohol y drogas,  reacciones de estrés agudo y crónico, estrés post-traumático, típicamente son cuadros clínicos que pudiesen ser secundarios a la violencia psicológica”.

mujer maltratada
Foto: Decriado

Y, ¿quién tiene la culpa de la violencia? ¿Quién la ejerce o quién la permite?

Una mujer violentada nunca debe sentirse culpable. Este es la fuente vital de toda relación violenta. “El hacerte sentir como que eres merecedor del maltrato es parte del control ejercido, y síntoma de estar siendo violentado”.

De haberte sentido identificada con alguno de los anteriores escenarios o tener alguno de esos síntomas, lo único y primero que debe hacer es buscar ayuda.

No confrontar a la persona violenta porque si el sentirse culpable es la fuente vital de una relación de este tipo, el comienzo del círculo vicioso toma lugar cuando se busca “solucionar” con el otro.

“La mejor manera es no confrontar. La violencia doméstica se caracteriza por un ciclo de “luna de miel” o “simulación de normalidad”, que se sigue de acumulación de estresores, que da paso al episodio o reacción y concluye en justificación del acto, esta es la parte donde te intentan convencer de que tú eres culpable y merecedor del maltrato, pues “algo hiciste mal para desatar la furia”.

A manera de paso a paso, una mujer maltratada o parte de un círculo de violencia debe primero reconocer el problema. Luego, lo siguiente es buscar ayuda para sí, hablar con un especialista certificado.

Solo este podrá guiarle de manera efectiva en los siguientes pasos a dar para manejar la situación crítica de violencia, sea cual sea el grado de control o coerción sobre su persona.

Hable, busque apoyo.

No existe motivo alguno justificable para no buscar ayuda. Y ninguna mujer violentada puede salir sola de esa situación.

¿Vergüenza? ¿Pseudo-amor? ¿Costumbre?, o ¿Hijos?

Sobre este último punto la especialista García apunta que los niños sufren tanto como la mujer maltratada.

“Niños que crecen alrededor de violencia doméstica  están afectados, incluso si nunca fueron agredidos directamente. Es siempre emocionalmente perjudicial cuando la gente joven vive rodeada de miedo, estados de ánimo negativo, estrés familiar y la violencia parental”.

“Se sabe que los niños que viven con la violencia doméstica a menudo desarrollan problemas psicológicos, emocionales y conductuales”.

mujer maltratada
Foto: Albertosoler

Así que el popular “mantener a la familia unida” queda también sin valor alguno.

Para hablar con los niños sobre la situación, García afirma que:

“Es normal que personas que han estado en una relación violenta no quieran hablar con sus hijos. Puede parecer más seguro pretender que el abuso no ocurrió, asumir que los niños no saben que ocurre… Sin embargo, negar o ignorar el abuso puede crear más confusión y temor”.

“Algunas cosas que puede hacer son: Pregúntele cómo siente y trate de realmente escuchar y comprender.  Permítales compartir cualquier tipo de sentimientos que expresen sobre al padre abusivo, hágales saber que les crees si comparten algo, también hágales saber que el abuso no es culpa de ellos o suyo.”

mujer maltratada 6
Foto: Kean

“Acepte si no están dispuestos,  o no son capaces de hablar de ello enseguida, y  ayúdeles a aprender maneras saludables de lidiar con la ira, el miedo y otras emociones”.

Tomada la decisión de acudir a un especialista, también puede buscar ayuda en alguien de extrema confianza sea en su familia o en su círculo de amigos.

Una vez ahí, puede dirigirse hacia su pareja para expresarle lo que siente, y la necesidad de que ambos busquen ayuda en la terapia. Pero muy importante, que el otro debe estar dispuesto, procurando ante todo su seguridad.

“Dependiendo del grado de maltrato, puede que tu pareja esté dispuesto/a a iniciar terapia, pero, no enganches en esta conversación si sientes que tu seguridad física está en riesgo.  Hoy en día existen recursos a nivel nacional, y regional que pueden ayudarte a asesorar cual es el mejor plan para salir de una situación riesgo.”

No existe manera posible de predecir si algo saldrá bien o mal. Lo que sí puede hacer es predecir el qué hacer en caso de que esa conversación se degenere en un acto violento.

Te puede interesar: Danica Roem: La primera mujer transgénero en ser elegida legisladora de Virginia

Para ello, la psicóloga nos ha dado un plan de seguridad a tener en cuenta.

Sin olvidar los números de emergencia como el 911 para denunciar el altercado. Recuerde, en sus manos no está predecir, sino asegurar su integridad y el de los suyos.

mujer maltratada
Foto:Royalty Free

Te puede interesar: Estas son 7 cosas que una mujer tiene prohibido hacer en Arabia Saudita

¿Qué sucede con la pareja? ¿En qué momento se puede identificar un cambio? Además de la disposición, solo el tiempo lo dirá.

“Con tiempo. Recuerde, es parte del ciclo mostrarse avergonzado después de un incidente violento.. Los cambios estructurales tardan tiempo, y requieren de apoyo especializado.”


Síguenos en Facebook