Madre de 98 años se mudó a un ancianato para poder cuidar de su hijo que tiene 80

Madre solo hay una, y Ada Keating lo comprueba.

Esta dulce ancianita de 98 años se mudó al hogar de cuidado en el que está su hijo de 80 años llamado Tom para poder cuidarlo.

Madre
Foto: Babble

Tal como lees. “No importa la edad, nunca dejas de ser madre” es lo que ha asegurado una muy lucida mujer originaria de Liverpool, Reino Unido.

En entrevista a La Vanguardia se conoció que Tom necesita cuidados especiales, por lo que no hay nadie mejor para cuidarlo que su madre.

Madre-1
Foto: La sexta

Ambos vivían en casa de ella. Cuando empezó a requerir de atención médica, decidió que Tom fuese a un hogar de ancianos. Pero, no pudo estar más sola así que decidió mudarse junto a él.

Madre-2
Foto: Independent

“Todos los días voy a la habitación de Tom a darle los buenos días y las buenas noches.”

“Cuando salgo a la peluquería, él está pendiente de mi regreso y cuando vuelvo me recibe siempre con los brazos abiertos para darme un abrazo.”

Madre-3
Foto: Lavanguardia

“No importa la edad, nunca dejas de ser mamá”.

Sí, el corazón también se me puso muy arrugadito.

Te puede interesar: Así quedará la sucesión al trono de Inglaterra con la llegada del tercer hijo de Guillermo y Catalina

Hace años, el padre de Tom murió y este nunca se casó así que vivió toda su vida junto a su madre. Solo se tienen el uno al otro.

Madre-5
Foto: Boredpanda

Te puede interesar: ¡Llegó el hermanito menor! Consejos para evitar que tu hijo mayor sea celoso

“Estoy feliz de ver a mi madre todos los días ahora que ella vive aquí. Ella es muy buena cuidando de mí” afirma un muy alegre hijo.

Con información de Infobae


Síguenos en Facebook