Él es Warren Beatty, protagonista del insólito error en los premios Oscar 2017


Para aquellas personas de generaciones recientes, la persona encargada anoche de leer la tarjeta de la mejor película del año en los Oscars 2017 es un perfecto desconocido, un señor entrado en años. Para aquellos de generaciones más lejanas, su rostro es bastante familiar. Se trata de Warren Beatty, un actor nacido en estado de Virginia en 1937, considerado uno de los últimos sex symbols masculinos del cine clásico estadounidense.

Beatty se formó en la legendaria escuela de actores de Stella Adler, “Actor Studio” de Nueva York, de donde salieron actores importantes como Marlon Brando, Al Pacino, Robert De Niro y Paul Newman. De joven, Warren siempre fue tímido, al principio de su carrera tuvo que bregar con ello hasta conseguir el potencial histriónico que le caracterizó, ayudado por un potencial atractivo que al parecer, fue de las cosas que más le hizo famoso.

 

clyde+barrow

Y es que además de actor, protagonizando películas clásicas como Bonnie & Clayde, Shampoo, Dick Tracy y Bugsy, Beatty fue famoso en Hollywood por sus grandes hazañas como “amante”, siendo el legendario soltero más codiciado en Estados Unidos en su época. Se le atribuye un récord casi inverosímil, el biógrafo Peter Biskind le estima al gran seductor de Hollywood un aproximado de 12.775 amantes.

bugsy

 

"Y eso sin contar los rápidos, las aventuras casuales y los besos robados", aseguró en una ocasión Biskind, autor de 'Star: How Warren Beatty seduced America', libro donde argumenta esta teoría.

Beatty ha dejado una firma única en Hollywood y provocado la envidia de muchos de sus compañeros, como Woody Allen, que una ocasión acuñó una frase bastante controvertida: “me gustaría reencarnar en la yema de los dedos de Warren Beatty”.

La cantante Carly Simon le llegó a dedicar una canción llamada “You’re so Vain” donde en parte relata su encuentra y describe un poco la personalidad de Beatty al momento de seducir.

Al parecer, el actor se estrenó en las artes amatorias a la edad de 20 años, reveló Biskind con información de primera mano. Beatty siempre se sentía atraído por actrices encumbradas: Natalie Wood, Julie Christie, Diane Keaton, Faye Dunaway, Vivien Leigh, entre otras. En la lista abundan mujeres de armas tomar, de Barbra Streisand a Madonna, pasando por Cher o la mismísima Maria Callas.

Lenguas malintencionadas llegaron a relacionar a Beatty con la alta aristocracia, desde Jacqueline Kennedy a alguna que otra princesa europea. Aunque la clave de su éxito la tienen sobre todo actrices secundarias, como Joan Collins, Joyce Hesher o Leslie Caron: "Warren tiene una psicología muy interesante: siempre se enamora de actrices que han sido galardonadas o nominadas a los Oscar".

Peter Biskind obtuvo esta información de primera mano entrevistando a muchas de quienes dicen, fueron sus amantes. Su pregunta en el libro es:"¿Qué tiene Warren Beatty que no tengan otros?".

Jane Fonda

Fonda tuvo el privilegio de ser una de las primeras intimar con el entonces tímido Warren Beatty. Corría el año 1960 y los dos rodaron Parrish. El primer beso de Beatty fue tan frío que Fonda llegó a pensar que era homosexual. "¿Es que le tienes miedo a Jane?", le preguntó el director Joshua Logan. "Cógela, chaval, agárrala bien. No seas tímido"... Beatty se lo tomó tan a pecho que se acabaron besando «como si nos fuéramos a comer cada uno la cabeza del otro" (en palabras del propio actor). "Jane tiene la habilidad de desencajar virtualmente su mandíbula, como una serpiente pitón que fuera a engullir una presa mucho mayor que ella".

Las malas lenguas llegaron a relacionar a Beatty con la alta aristocracia, desde Jacqueline Kennedy a alguna que otra princesa europea. Aunque la clave de su éxito la tienen sobre todo actrices secundarias, como Joan Collins, Joyce Hesher o Leslie Caron: "Warren tiene una psicología muy interesante: siempre se enamora de actrices que han sido galardonadas o nominadas a los Oscar".

Muchas de ellas han sido entrevistadas para la ocasión por Peter Biskind, autor de Moteros tranquilos, toros salvajes y uno de los máximos conocedores de los secretos de Hollywood, empeñado en que su libro sea la respuesta definitiva a la pregunta del millón: "¿Qué tiene Warren Beatty que no tengan otros?".

Joan Collins

El flechazo con la actriz británica Joan Collins ocurre de un intercambio de "miradas indecentes" en el restaurante La Scala de Beverly Hills. Pocos días después, Beatty termina su relación con Jane Fonda y Collins se separa del productor Cloris Leachman para iniciar una relación tórrida e insaciable. "No creo que pueda durar mucho más", llegó a confesar Collins.

"Él no para de hacer el amor, debe ser por todas esas vitaminas que se toma. En unos pocos años estaré totalmente consumida".

Natalie Wood

Con ella tres años, una de sus relaciones más duraderas hasta los momentos en aquella época. El amor surgido en Esplendor en la hierba (1961) fue lo más parecido a un noviazgo formal que se le vio a Beatty, aunque las infidelidades adelantaron el prematuro The End.

Julie Christie

Julie Christie se rindió a sus encantos, y la unión sentimental y artística duró hasta Shampoo (1975), en la que Beatty interpretaba a un peluquero irresistible que no sabía decir no a las mujeres. "Su crónica habilidad para ser infiel puso fin a la relación", escribe Biskind.

Diane Keaton

La famosa actriz que interpretó al esposa de Michael Corleone en la saga del Padrino (casualmente fue Al Pacino en la vida real), también se rindió ante Warren. En 1981, cuando el actor ganó el Oscar como mejor director en “Red”, estuvo acompañado de Keaton. "Yo no era su tipo, pero dio la casualidad de que estaba ahí...", confiesa la actriz al biógrafo de Warren Beatty. "Era tan desbordante en todos los sentidos... Recuerdo que más de una vez me plantaba frente a él y me preguntaba: "¿Cómo he acabado aquí?". Su brillantez y su talento te atrapaban sin remedio'.

Madonna

Sí, también Madonna protagoniza la lista larga del señor Beatty. La diferencia generacional tuvo también mucho que ver en el fracaso de una relación. Beatty nunca se sintió a gusto en el papel del hombre viejo, bailando al ritmo frenético que le marcaba la treintañera. "Nunca lo hagas con tu actriz", le confesó Beatty tiempo después al director Glenn Gordon Caron. "Y si lo haces, no pares hasta que se haya acabado la película".

nintchdbpict000270585269-e1475111647124

Anette Bening

La travesía como amante codiciado de Warren Beatty culminó cuando conoció a Anette Bening, su compañera de reparto en la película Bugsy (1991). A pesar de la diferencia de edad (Beatty ya estaba encima de los 50 y Bening no llegaba a los 40), el flechazo para ambos fue fulminante. “Amor, lujuria, deseo, entusiasmo..." El guionista James Toback fue testigo del flechazo tardío que logró domar a la bestia insaciable que Warren Beatty llevaba dentro.

 

50732484

 

Con Información de mundo.es



Suscríbete a nuestro blog



lo más visto

Viuda de Robin Williams revela problema personal del actor que nadie conocía

La reacción de Demi Lovato ante la filtración de sus fotos íntimas

El por qué para Dan Stevens significó tanto interpretar a la Bestia en la 'Bella y la Bestia'

15 Looks hermosos y atrevidos que puedes lograr con ayuda de un pañuelo

¿Por qué varios famosos están haciendo esta seña en sus últimas fotos en Instagram?

TOP CATEGORÍAS

En Video

Furia e indignación luego de un meme sobre el ataque terrorista en Londres

En video: Momento en que roban la camiseta de Tom Brady tras ganar el Súper Tazón 51

Ella baila en el aire y lo hace como toda una campeona