Consecuencias y soluciones para el default en Venezuela

El término económico default hace referencia a cuando una nación es incapaz de pagar su deuda externa, sea de manera asignación de capital o bonos de deuda pública. Teniendo el claro ejemplo de Venezuela, país que según la agencia financiera, SP Global Ratings, ha obtenido una degradación de nota de CCC a CCC -, advirtiendo a sus autoridades que pueden caer en default  en los próximos 6 meses, el tema ha regresado a la palestra sobre las terribles consecuencias y las posibles soluciones.

Venezuela yace inmersa en una profunda crisis generalizada, de tipo político: ante el enfrentamiento entre el Poder Judicial y Ejecutivo contra parte del Poder Ciudadano y Legislativo; de tipo económico: por los altos niveles de inflación, pérdida del poder adquisitivo, escasez de insumos básicos; de tipo social: por los altos niveles de inseguridad e índices de pobreza.

Foto: S3C

También te puede interesar: ONU condena ataque de colectivos al Parlamento de Venezuela

Existen tres grandes calificadores en el mundo como lo son Moody’s, SP y Fitch. Estos mantienen similares escalas en cuanto la calidad crediticia y riesgo de cada inversor y emisor. Los estamentos disponibles resulta la herramienta más precisa en la actualidad, derivando el riesgo de impago de parte de una institución pública o empresa. Dentro de esas mismas escalas yacen agrupadas en tres grupos: activos con grado de inversión, deuda especulativa, y default.

Todo emisor del título de deuda que cae en el incumplimiento de sus compromisos (default) queda restringido de cualquier tipo de financiación, de mecanismos de recuperación total o parcial de lo invertido.

Foto: SN

También te puede interesar: Venezuela podría caer en default dentro de 6 meses

En el caso de ser un Estado, el cual no puede declararse en bancarrota, se le presentan dificultados para financiar presupuestos, generando incertidumbre económica, fuga de capitales, baja inversión extranjera, al punto de caer en restricciones comerciales en materia exportación – importación de bienes y servicios con otros países acreedores.

Para Venezuela, y de acuerdo a los economistas, Ricardo Hausmann y Miguel Ángel Santos, un default afectaría tanto externa como internamente, pues toda aquella institución local, incluyendo, ciudadanos de calle que hayan invertido fondos en bonos venezolanos, resultarían perjudicados, acarreando a la larga costos más costos económicos, políticos y sociales.

Foto: IB

“Si las autoridades adoptaran políticas con sentido común y buscaran el apoyo del Fondo Monetario Internacional y otros prestamistas multilaterales, como lo suele hacer la mayoría de países en problemas, se le aconsejaría renegociar la deuda externa. De esa forma, el peso del ajuste se compartiría con otros acreedores, como ya ha ocurrido en Grecia, y la economía ganaría tiempo para recuperarse…”

También te puede interesar: TSJ de Venezuela nombra como vicefiscal a una funcionaria sancionada por Estados Unidos

“Pero nada de esto va a suceder bajo el mandato de Maduro, quien carece de la capacidad, capital político y voluntad para moverse en esa dirección. Pero el hecho de que su gobierno haya decidido incumplirle a los 30 millones de venezolanos para pagarle religiosamente a Wall Street no debe ser interpretado como una señal de rectitud moral. Es más bien una muestra de su decadencia moral.”

Foto: II

Y reabrir la puerta crediticia resultaría un costo mayor. Los mercados financieros no estarían de buenas posibilidades para emitir nuevas inversiones o conceder descuentos.

Con información de Infobae, Finanzas Digital y Euribor

 

Venezuela: cómo entender las 4 tasas de cambio que existen

 


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO