Las cartas bajo la manga de la familia Kichner en su investigación por corrupción

La expresidenta de Argentina, Cristina Elisabet Kirchner, y sus dos hijos, Máximo y Florencia se presentaron ante el juzgado del federal, Claudio Bonadio, en cause a la investigación titulada Los Sauces, misma que podría llevar a la ex mandataria y a su familia a ser imputados por “un crecimiento del patrimonio injustificado”.

Fue la diputada, Margarita Stolbizer, quien acusó a Cristina Elisabet Kirchner de movilizar de la firma Los Sauces más de 20 millones de pesos de manera irregular.

cristina-2

Stolbizer mantuvo el seguimiento de la denuncia con documentación sustentable sobre las relaciones comerciales entre las empresas contratistas de Lázaro Báez y la familia Kirchner mientras esta se encontraba en el poder.

El objetivo de Báez era tener obras públicas, omitiendo cualquier clase de control estadal, dando como resultado el pago de coimas a la administración a cargo de Kirchner, siendo una pantalla predilecta el alquiler de propiedades mediante la compañía Los Sauces.

Las pruebas remitidas señalan que, la contratista de Báez obtuvo 80% de las licitaciones públicas en la región sureña de Santa Cruz. Todas durante los periodos presidenciales del Kirchnerismo.

Con el posible cargo de cohecho y lavado de dinero, la familia Kirchner ha dejado entrever dos cartas bajo la manga. En el sentido más literal.

Tanto Cristina como Máximo y Florencia, quienes tuvieron cargos en la empresa familiar, plantearon los puntos de su respectiva defensa por cartas escritas dirigidas al juez, Claudio Bonadio, y teniendo todas ellas un punto común: persecución judicial por parte del actual Gobierno de Mauricio Macri.

“Tal como lo he manifestado en reiteradas ocasiones resulto objeto de una persecución judicial y mediática que no registra antecedentes en nuestro país, al menos en los períodos democráticos, y que en mi caso particular se extiende a mis hijos Máximo y Florencia Kirchner", forma parte de uno de los alegatos de la ex mandataria.

cristina-4

Mientras tanto, en la carta remitida por Florencia Kirchner puede destacarse:

"La única y verdadera causa por la cual se me llama a prestar declaración indagatoria, es por ser la hija de Néstor y Cristina Kirchner… Resulta evidente que están decididos a proscribir a la ex Presidenta de la Nación. Las mismas políticas neoliberales que llevaron al país a la ruina no pueden ser ocultadas a través de éste ni cualquier otro expediente judicial".

Agregando varias críticas hacia el presidente Macri por las propias causas judiciales en las que también está bajo investigación, algunas de ellas: Panamá Papers y acuerdos con el Correo Argentino.

cristina-5

La misma fórmula planteada por su hermano, Máximo Kirchner, y con un agregado, tender un juicio contra los Kirchner para desviar la atención pública del “saqueo del Estado por parte de los conspicuos miembros de la patria contratista, los escándalos del Correo Argentino, Avianca-MacAir… entre tantos otros. Los miles de despidos, el recorte de las jubilaciones, todas las mentiras de campaña y la crisis social desatada".

En torno a los cargos relacionados con Báez, la ex mandataria les calificó como “ridículos y contradictorios”.

“Se trata de contratos reales y genuinos, sobre inmuebles cuya existencia fue constatada a través de reiterados allanamientos, con inquilinos reales de carne y hueso, y en los que todos los movimientos económicos se realizan por el circuito bancario".

El resultado de las defensas quedará ahora en mano del juez federal, planteando su decisión, según los tiempos judiciales, para alrededor de una semana.

 

Con información de Infobae, El Perfil y La Nación

 

También te puede interesar…

Libre de toda culpa: Así se defiende una sobrina de Cristina Kirchner por lavado de dinero

 

Videos i24Web

Paraguay preocupados por decreto de Macri

 


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO