La literatura de Jorge Luis Borges

Se inician las diligencias encaminadas a la publicación de El tango. Jorge Luis Borges se sirve del jazz para establecer un punto de partida que le permita pensar en la debatida cuestión de los orígenes del tango.La vivacidad de los cuatro encuentros debe mucho a la generosidad con que Borges evoca o cita a sus amigos de entonces, a “los hombres del tango” o a escritores como Evaristo Carriego, Bioy Casares, Ricardo Guiraldes y otros.

Aunque las ficciones de Borges recorren el conocimiento humano, en ellas está casi ausente la condición humana de carne y hueso; su mundo narrativo proviene de su biblioteca personal, de su lectura de los libros, y a ese mundo libresco e intelectual lo equilibran los argumentos bellamente construidos, simétricos y especulares, así como una prosa de aparente desnudez, pero cargada de sentido y de enorme capacidad de sugerencia.

revista-estante-fnac-jorge-luis-borges-biblioteca-de-babel

LEA ADEMÁS: Cinco latinos finalistas en concurso de Amazon

La primera formación habría sido la de un trío, piano, flauta y violín, instrumentos cuyo costo no era accesible a los habitantes de los barrios pobres. Más adelante se producirá la incorporación del bandoneón. El tango habría surgido en un mundo donde concurrían el compadrito-rufián, el niño bien-patotero y la “mujer de la mala vida”.Borges desmonta algunas ideas en el tercer encuentro: no sería un pensamiento sino una emoción; no un género triste en su primera época; no atribuible a la emigración italiana, la quejumbre que ya existía en la cultura argentina. Gardel habría sido quien dotó el tango de una escena dramática.

La cuarta resulta la más “literaria” de las conferencias: transcurre, en buena medida, sobre las relaciones entre literatura y tango. Borges anota que el tango ha sido tema del tango. Este contexto le sirve para comentar su primer cuento, “Hombre de la esquina rosada”, donde se tensan los intercambios entre tango y muerte.Borges es sin duda el escritor argentino con mayor proyección universal.

jorge luis borges

Se hace prácticamente imposible pensar la literatura del siglo XX sin su presencia, y así lo han reconocido no sólo la crítica especializada, sino también las sucesivas generaciones de escritores, que vuelven con insistencia sobre sus páginas como si éstas fueran canteras inextinguibles del arte de escribir.Sus narraciones y ensayos se nutren de complejas simbologías y de una poderosa erudición, producto de su frecuentación de las diversas literaturas europeas. 

Con información de El Nacional


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO