Las crónicas de Bob Dylan, la maravilla del Nobel

En 2005 Global Rhythm Press ponía en circulación la edición en castellano del que debía ser el primero de varios libros autobiográficos de Bob Dylan. Una edición curiosa ya que, por ejemplo, estaba impresa íntegramente con el tipo de letra en negrita, por petición expresa del equipo de Dylan y a efectos de que fuera idéntica a las lanzadas en otras partes del mundo.

Anécdotas aparte, la noticia es que más de una década después Malpaso reedita el libro sin que Dylan haya dado muestras de sacar alguno más de los prometidos volúmenes que debían continuar la serie. Pocas definiciones se me ocurren mejores para este “Crónicas. Volumen I”. Poliédrico, como siempre, Dylan fue incapaz de perpetrar un texto convencional y decidió recoger cinco etapas de su vida de manera independiente. Sin ni siquiera ordenarlas cronológicamente e incluso huyendo, probablemente, de las que escogería cualquier fan como las más destacadas de su carrera.

Bob-Dylan-smoke-wallpaper

TE PUEDE INTERESAR: Los 3 mejores festivales de música en el mundo

Recuperado ahora con una edición más elegante que en aquella ya lejana de 2005, Bob Dylan escoge como eje central de la obra su llegada a Nueva York y el período en el que acabó grabando su primer disco, dedicándole tres capítulos salteados. Contando que duerme en casa de otros, cómo utiliza su ingenio para salir adelante y cómo se mueve como pez en al agua en el Greenwich Village, rodeado de nombres que también luchaban por salir adelante.

Más curiosas son las elecciones de los otros dos periodos. Y es que el de Minnesota escoge dos discos poco reivindicados como “New Morning (1970) y “Oh!Mercy” (1989) como ejes vertebradores de sus relatos. Así, por un lado conocemos su llegada a Woodstock y su relación allí con gente como Robbie Robertson, y por otro su interesante mano a mano con Daniel Lanois, que como muchos conocemos no acabaría del todo bien.

Dylan lo narra todo de manera espléndida, pasional pero descriptivo. Convirtiendo el texto en, como decía González, una guía de viaje para cualquiera que quiera dedicarse a esto de la música. Con un conocimiento de las épocas que narra que va más allá de lo que aporta el haberlas vivido. Casi enciclopédico a veces. Mostrando su capacidad para absorber todo lo que le rodea y acabar convirtiéndose en uno de los artistas claves del siglo XX. Y haciendo, por supuesto, imprescindible esta reedición.

290788 fotonoticia 20160307175753 1280

Con información de EFE

Bob Dylan como un Rolling Stone

Video cortesía de Youtube


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO