La nueva teoría sobre Melania Trump que surgió en su primer viaje oficial

Melania Trump, participó esta semana en su viaje número 1 como primera dama de Estados Unidos, visitando Arabia Saudita e Israel, para proseguir su cronograma diplomático hasta el Vaticano y luego tomar rumbo hacia Bruselas para una reunión con la OTAN.

A diferencia de su esposo, Melania ha preferido no emitir ningún tipo de declaración, captando solo la atención por su perceptible presencia al lado del magnate estadounidense. En su agenda solo resta el compartir un momento con parte del personal de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en Italia. Más allá de eso, solo le seguirá los pasos a Donald Trump, mientras posa fervorosamente frente a las cámaras internacionales.

También te puede interesar: El por qué el velo de Melania Trump en el Vaticano acaparó la atención

Lo primero a resaltar han sido los diferentes cambios de vestuario que ha debido seguir conforme a los códigos culturales de cada país. En Arabia Saudita, Melania utilizó un vestido bastante conservador con mangas largas, cuello alto, y cuidando el no develar mucha piel. Prefirió no cubrir su cabeza, como es costumbre en el lugar, pero, esto tampoco ocurrió cuando fue el turno de Michelle Obama de visitar la región de Medio Oriente.

melania

Foto: EPA

También te puede interesar: A Melania le gustó un tweet contra Donald Trump

Otra elección particular de Melania durante su estadía en Arabia Saudita fue un vestido estilo safari de color oliva. Bolsillos planos a los lados y como complemento un gran cinturón marrón de cuero que poco agradable resultó para los especialistas en moda, pues parecía no ajustarse al corte de la prenda principal.

melania

Foto: Getty Images

Para la cena en el palacio Murabba, la primera dama fue por lo minimalista con un vestido de corte entero en color fucsia que además incluía una capa. En él pudo vérsele elegante y glamurosa, resaltando entre el entero grupo de hombres que vestía con uniforme militar.

melania

Foto: SA

A su llegada en el Vaticano, Melania Trump siguió silente pero acaparando la atención, y más luego de que en este lugar sí prefirió utilizar un velo que cubriese su cabeza durante la audiencia con el Papa Francisco. Más allá de caer en dimes y diretes, posteriormente fue aclarado que las visitantes extranjeras estaban exentas de cubrir su cabeza, tal como es obligatorio para las sauditas.

cf

Foto: CF

Lo segundo a resaltar ha sido su continuada poca expresión ante el público foráneo. Puede parecer incoherente el continuar con la lúgubre falta de emoción, a la que sus conciudadanos empiezan a acostumbrarse, y más con una carrera de modelaje por detrás, pero nuevas teorías sobre la comunicación no verbalizada de Melania empiezan a cobrar fuerza.

melania

Foto: AFP

La principal reseña que la primera dama ha pasado de ser una figura dominada a ser representante de control personal y rebelión diciendo: Estoy aquí para ti, no para mostrarme ante ti.

Con información de The Washington Post

 

El apretón de manos de Trump vs Justin Trudeau

 


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO